Árboles monumentales
La carrasca de Oliván y los cajigos de Naya

Charles Merigot
Monique Neveu

La carrasca de Oliván

En la orilla derecha del rio Alcanadre, en el Valle de Rodellar , frente al cerro donde aparece la ermita de la Trinidad, se puede ver, como en cuclillas, en la vertiente de la Sierra de Arangol, un bulto oscuro : la carrasca de Oliván. Su tronco cuya circunferencia llega a casi 4 metros no se ve desde fuera. Queda completamente disimulado por la fronda del arbol. Una fronda regular, hemisferica, que baja hasta el suelo, delimitando un espacio de 300 m2. Debajo de esta cupula vegetal donde no se puede entrar sino doblandose, reina una atmósfera a la vez misteriosa y solemne al igual que la de una capilla. ¿Cobijó encuentros y asambleas este árbol símbolo de fuerza y justicia? ¿Se negociaron asuntos públicos o privados a su sombra? No lo sť, pero sé que fue cuidado desde varias generaciones y que esa solicitud vale testimonio de un gran respeto de parte de los vecinos del Valle.

Los cajigos de Naya

Al pie de la roca que fue "castillo de los moros" conquistado hacia 1085, en Naya, al sur de Pedruel, crecían hace 40 años, 5 magnificos robles o " caxigos ". Entre los troncos y la paridera vecina se extendia una valla donde se encerraban los corderos alimentandose de la avena sembrada alli. Ahora solo quedan dos robles. Uno de ellos, llamado "la pesebrera" mide mas de 10 metros de circunferencia con una altura de 20. A los bueyes con los cuales se labraban los campos cercanos se les daba de comer en un pesebre al pie del tronco y de alli le viene su nombre. Se dice que no crece desde hace 300 años y considerando otros ejemplares de robles conocidos en otras zonas, bien se podría decir que tiene mas de 800 años, quizás 1000. Pertenecen a la casa Alpín de San Saturnino, que los cuida desde varias generaciones. El tercero que quedaba cayó hace 10 años y sus raices aun se pueden ver.

La carrasca de Oliván
Mapa